martes, 22 de noviembre de 2011

Números u Obreros




Tenemos que pensar en lo que es nuestro deseo y meta en el ministerio. Hemos visto a muchas denominaciones, iglesias y grupos seculares juntar gran número,… pero ¿son los números lo que hace a una iglesia exitosa? Opino que una iglesia no es exitosa por la cantidad de personas que tiene, sino por los obreros maduros que tiene sirviendo. Son los obreros que se encargan de los ministerios, sirven y empiezan nuevas iglesias. No se puede tener un ministerio o iglesia saludable sin tener obreros maduros. Se puede tener grandes números en la iglesia y seguir siendo débil. Cristo dijo que la necesidad es grande, mas los obreros son pocos (Lucas 10:2). La iglesia nunca podrá empezar mas iglesias, discipular a otros y ser fuerte si es que no tiene y está preparando obreros. La iglesia de Antioquía en Hechos 13 tuvo una buena cantidad de profetas y maestros. Efesios 4:12 enseña que una iglesia tiene evangelistas, maestros y pastores. Parece simple, pero si nuestro enfoque en la iglesia son números y no obreros, no tendrá durabilidad. 


Para Servir,

 Jeffrey Bush
www.macedoniaargentina.com
La Plata, Bs. As., Argentina

jueves, 17 de noviembre de 2011

Generosidad


La naturaleza humana es automaticamente egoística – todo para mi. La Biblia nos enseña algo totalmente diferente, Dios quiere que demos preferencia a otros primero (Romanos 12:10), Dios quiere que demos cuando hay una necesidad (I Juan 3:17) y que estimemos a otros superiores que a nosotros mismos (Filipenses 2:3). La ideología Bíblica es totalmente diferente de lo que pensamos o aun muchas veces de lo que vivimos.  Desde chicos aprendemos a decir “mio”  y a cuidarnos a nosotros mismos. Esta actitud después continua por la adolescencia, juventud, edad adulta y lamentablamente ha entrado en el ministerio. Como obreros Cristianos, tenemos que cambiar esto, necesitamos aprender a ser generosos.


  1. Se Generoso con Tus Palabras
Aveces tenemos el sintimiento o pensamiento que nuestras palabras o gestos amables son para unas pocas personas, pero el obrero de Dios debe usarlas para con todos. Todos quieren recibir palabras y gestos amables – y debe ser una meta del obrero de Dios asegurarse que otros las reciban.

Decir palabras como “gracias”, “muy amable”, “eres importante”, “no lo podía haber hecho sin tu ayuda”, etc. deben ser palabras usadas en cada oportunidad. las palabras no cuestan, entonces seriamos sabios en usarlas diariamente.

El obrero de Dios se da cuenta que sus palabras pueden dar el ánimo, ayuda, consolación o fuerza que una persona necesita para continuar. Como dice en Proverbios 10:21, “Los labios del justo alimentan a muchos”.


  1. Se Generoso con Tu Dinero
Aunque no es la única área en la que debemos ser generosos, es la mas obvia. Dios ama al dador alegre (II Corintios 9:7) y es mejor dar que recibir (Hechos 20:35). La Biblia enseña que somos mayordomos y administradores (II Corintios 4:1-2) y un mayordomo y administrador normalmente maneja el dinero de otro. Como mayordomos de Dios, estamos administrando lo que nos da – y muchas veces no nos da para ponerlo en el bolsillo, sino para usarlo y para ser de bendición a otro.

Proverbios 11:24 Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. 
Vs. 25 El alma generosa será prosperada; 
Y el que saciare, él también será saciado.”


  1. Se Generosos con Tu Amor
Decir “te quiero”, dar un abrazo o mostrar afecto (obviamente con respecto y discreción), no muestra debilidad sino puede ser muy importante para el obrero de Dios. Hay personas que pasan una vida entera sin escuchar a sus papás, cónyuge, hijos o personas importantes en su vida decir “te quiero” o “te amo” – un obrero de Dios debe poder mostrar amor correctamente sabiendo que puede ser de ánimo y ayuda a otros. No son palabras o gestos que nadie debe decir o mostrar, mas bien podemos ser más generosos en mostrarlos.


La vida es como una inversión, y cuando somos generosos, estamos invertiendolo bien. Que Dios nos ayude a ser obreros generosos y no obreros tacaños. Hay una sola vida para usar las palabras, dinero y amor… y el obrero de Dios debe usarlos generosamente en esta vida.



Para Servir,

Jeffrey Bush

martes, 15 de noviembre de 2011

Fuerza para La Carrera


Hebreos 12:1-2 es un pasaje muy lindo que nos hace entender que la vida es una Carrera. Como una Carrera en la Universidad es algo que hay que seguir para terminar, la vida Cristiana también es una Carrera. Aunque la salvación es gratis, la vida Cristiana es algo que cuesta. Nos cansamos, nos desanimamos y a veces no hay energía para continuar. Mi deseo es presentar un poco de ayuda y ánimo para seguir la Carrera en tu vida:


1.    Dejar el Peso
La primera parte del versículo dice “peso” antes que  “pecado”. El peso no necesariamente está mal, pero no te permite correr bien.  

¿Por qué es que uno que compite en Ciclismo busca construir su bicicleta lo más liviana posible? ¿Por qué es que uno que compite  en maratones, busca usar ropa y zapatillas livianas?  Ambas personas mencionadas saben la importancia de su Carrera y buscan competir sin el mayor peso necesario.

Hay muchas cosas en la vida del Cristiano que no son pecado, pero roban nuestro tiempo, amor o enfoque que Dios tiene para el Cristiano. Por ejemplo, en I Corintios 10:23 dice “Todo me es lícito, pero no todo me conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica”. Un hobby o pasatiempo puede ser bueno, pero si es un peso en la Carrera, el hacerlo menos sería sabio.

2.    Dejar el Pecado
Todos sabemos la historia de Acán en Josué 6-7, que por su pecado el pueblo no pudo avanzar. Y en nuestra vida, el pecado no nos permite avanzar. El pecado, según I Juan 3:4, es la transgresión de la ley.

Proverbios 28:13 nos enseña que el encubrir el pecado no nos permite prosperar. El pecado no nos permite correr la Carrera como Dios lo planeó. Aun hay ciertos pecados que te echarán de la Carrera específica que Dios tiene en tu vida (posiciones en la iglesia, ministerio, matrimonio, etc.).  Para correr la Carrera, es importante quitar y tirar todo el pecado.

3.    Correr con Paciencia
Hay momentos difíciles para cada persona, pero tirar la toalla o rendirse, no debe estar en la mente del obrero de Dios. Es importantísimo seguir adelante, seguir en la Carrera. Levantándonos, leyendo Su Palabra, orando/conversando con El nos ayudará a continuar aun cuando estemos cansados – recuerda que la paciencia es necesaria en la Carrera.


Estos principios no son nuevos ni asombrosos, vienen del contexto de Hebreos 12:1-2, pero querido amigo y obrero, te animo a continuar en la Carrera. No te rindas ahora, no te desanimes ahora al contrario sigue la Carrera con paciencia con los ojos bien puestos en el Señor de la Carrera.



Para Servir,
Jeffrey Bush
www.evangelismomundial.com

viernes, 11 de noviembre de 2011

Lydia cumple 10!!!

Hoy nuestra hija mayor cumple 10 años. Lydia es una excelente hermana mayor y es un gran gozo a nuestra familia. Lydia le gusta leer, cocinar y ayudar a sus papás y hermanas. Lydia, te ruego siempre poner a Dios primero en tu vida… te amamos mucho.

Papí



martes, 8 de noviembre de 2011

2 Mentiras Enormes del Diablo


El Diablo no tiene poder de las almas de los hijos de Dios, entonces vive atacando a las vidas de los hijos de Dios. Mas y mas vemos a las preciosas almas salir de nuestras iglesias frustradas y desanimadas… y mayormente por las mentiras del Diablo que ni son verdad. Les presento dos mentiras enormes del Diablo y al final, como podemos ayudar a los que las creen.


I. El Pecado no te Lastimará

En Gn. 3, el diablo le dice a Eva que coma el fruto que Dios prohibió. Satanás le dijo a Eva que el comerlo no le hará nada, no le lastimará… pero Eva lo comió y las consecuencias fueron  grandes.

Sansón fue tentado a tomar a Dalila (Jueces 16) y la tomó… y al final le costó sus ojos y su vida.

El diablo engaña, haciéndonos pensar que el pecado nos hará feliz y nos hará sentir bien… pero la tentación terminará destruyéndonos.

Como obreros de Dios, tenemos que advertir y ayudar a la gente para que no caiga, pero al mismo tiempo tenemos que cuidar nuestras propias vidas para no ser engañados y caer. El alejarnos del Señor trae consecuencias.

Proverbios 23:3 advierte, "No codicies sus manjares delicados, porque es pan engañoso." Parece que el rey sabio Salomón nos está advirtiendo de algo que parece ser llamativo pero no es verdadero… es "pan engañoso".

           
II. Ya que Caíste, Dios no te Puede Usar

Una vez que el diablo engaña a un creyente para hacerle caer, la siguiente mentira normalmente es "Dios no te puede usar ahora que has caído". El diablo juega con la mente y es en la mente donde dejamos morar pensamientos que nos frustran y destruyen.

Cuantas veces vemos Cristianos que se alejan de Dios por un trabajo, un noviazgo, etc.… y después de darse cuenta de que no les trajo la felicidad, no quieren regresar porque tienen en su mente que Dios no les puede usar más. Lamentablemente  a veces otros cristianos juzgan a una persona cuando cae y la persona no quiere regresar. Debemos recordar que Pedro negó a nuestro Señor Jesús, pero regresó y Dios le usó poderosamente. Juan Marcos abandonó el ministerio y seguro que se sintió frustrado, pero gracias a Dios que mas tarde Pablo dijo que era útil para el ministerio (II Timoteo 2:21).

Pensar que uno no sirve mas no es de Dios, pero es la mentira que el Diablo usa vez tras vez. Fíjate en unos versículos que muestran que SI se puede levantar después de caer:
1.    Proverbios 24:16 – “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse”
2.    Salmo 37:23 – “Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.”

Es impresionante personas han creído estas mentiras del Diablo – aún nosotros mismos estamos tentados de creerlo. Siendo que el Diablo no puede tener las almas de los hijos de Dios, les ataca mucho con mentiras que son muy afectivas. Como obreros de Dios ministramos avisando a la gente para que no caiga, pero también ministramos reparando cuando caen. Santiago 5:19-20 enseña que hacemos mucho bien en hacer volver a uno que cae en pecado – que Dios nos ayude como obreros a avisar y levantar a las personas en nuestras Iglesias.


Para Servir,

 Jeffrey Bush
www.macedoniaargentina.com

sábado, 5 de noviembre de 2011

Una Princesa cumple 7!!


Hoy mi preciosa Johanna Abigail Bush cumple 7 años. Dios nos dio cuatro hijas preciosas y hoy es el cumple de una de mis princesas. Johanna nació en Argentina y sin duda es 100% hija de su papí! J

Te quiero Jo jo

Papí


viernes, 4 de noviembre de 2011

2 Mentiras Enormes del Diablo



El Diablo no tiene poder de las almas de los hijos de Dios, entonces vive atacando a las vidas de los hijos de Dios. Mas y mas vemos a las preciosas almas salir de nuestras iglesias frustradas y desanimadas… y mayormente por las mentiras del Diablo que ni son verdad. Les presento dos mentiras enormes del Diablo y al final, como podemos ayudar a los que las creen.


I. El Pecado no te Lastimará

En Gn. 3, el diablo le dice a Eva que coma el fruto que Dios prohibió. Satanás le dijo a Eva que el comerlo no le hará nada, no le lastimará… pero Eva lo comió y las consecuencias fueron  grandes.

Sansón fue tentado a tomar a Dalila (Jueces 16) y la tomó… y al final le costó sus ojos y su vida.

El diablo engaña, haciéndonos pensar que el pecado nos hará feliz y nos hará sentir bien… pero la tentación terminará destruyéndonos.

Como obreros de Dios, tenemos que advertir y ayudar a la gente para que no caiga, pero al mismo tiempo tenemos que cuidar nuestras propias vidas para no ser engañados y caer. El alejarnos del Señor trae consecuencias.

Proverbios 23:3 advierte, "No codicies sus manjares delicados, porque es pan engañoso." Parece que el rey sabio Salomón nos está advirtiendo de algo que parece ser llamativo pero no es verdadero… es "pan engañoso".

           
II. Ya que Caíste, Dios no te Puede Usar

Una vez que el diablo engaña a un creyente para hacerle caer, la siguiente mentira normalmente es "Dios no te puede usar ahora que has caído". El diablo juega con la mente y es en la mente donde dejamos morar pensamientos que nos frustran y destruyen.

Cuantas veces vemos Cristianos que se alejan de Dios por un trabajo, un noviazgo, etc.… y después de darse cuenta de que no les trajo la felicidad, no quieren regresar porque tienen en su mente que Dios no les puede usar más. Lamentablemente  a veces otros cristianos juzgan a una persona cuando cae y la persona no quiere regresar. Debemos recordar que Pedro negó a nuestro Señor Jesús, pero regresó y Dios le usó poderosamente. Juan Marcos abandonó el ministerio y seguro que se sintió frustrado, pero gracias a Dios que mas tarde Pablo dijo que era útil para el ministerio (II Timoteo 2:21).

Pensar que uno no sirve mas no es de Dios, pero es la mentira que el Diablo usa vez tras vez. Fíjate en unos versículos que muestran que SI se puede levantar después de caer:
1.    Proverbios 24:16 – “Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse”
2.    Salmo 37:23 – “Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.”

Es impresionante personas han creído estas mentiras del Diablo – aún nosotros mismos estamos tentados de creerlo. Siendo que el Diablo no puede tener las almas de los hijos de Dios, les ataca mucho con mentiras que son muy afectivas. Como obreros de Dios ministramos avisando a la gente para que no caiga, pero también ministramos reparando cuando caen. Santiago 5:19-20 enseña que hacemos mucho bien en hacer volver a uno que cae en pecado – que Dios nos ayude como obreros a avisar y levantar a las personas en nuestras Iglesias.


Para Servir,

 Jeffrey Bush
www.macedoniaargentina.com

Quedándonos en Un Lugar



El promedio del tiempo que los pastores se quedan en una iglesia en EEUU es de 1 a 3 años. Obviamente hay pastores que se quedan mas años en una iglesia, pero el promedio de los que cambian ministerios e iglesias es de 1 a 3 años. Me impresiona la estadística, pero también me doy cuenta que es una realidad. Mi intención no es hablar mal o criticar a otros (no sería sabio o provechoso hacerlo), mas bien de presentar maneras que podrían ayudar a las personas a quedarse más tiempo en un lugar. Y para que sepas, no solo son los pastores que cambian iglesias o ministerios… hay muchos obreros de Dios en general que no se quedan en sus ministerios y cambian frecuentemente. Entonces, les presento 10 maneras como podríamos quedarnos mas tiempo en el mismo lugar:

  1. Date cuenta que necesitas a la gente tanto como la gente te necesita a ti
Suena simple, pero muchas veces pensamos que las personas nos necesitan a nosotros como obreros de Dios… cuando la verdad es que también necesitamos a las personas.

  1. No actues como que sabes todo
Nadie quiere a una persona que piensa que sabe todo. Nadie ha llegado a la perfección, todos seguimos aprendiendo. Nuestra actitud de amor y humilidad puede enseñar mucho mas que nuestras experiencias.

  1. Debes estar dispuesto a ser corregido
Todos se equivocan, pero no todos quieren reconocerlo. Para crecer y mejorar, debemos aprender y estar dispuestos a ser corregido.

  1. Se flexible
Nuestros planes no siempre saldrán como quisieramos, pero un hombre sabio aprende a ser flexible y continuar no mas.

  1. Amarles
El amar a la gente cubre muchos errores y tonterías. No les interesa tanto a las personas saber cuanto sabes, sino cuanto amas.

  1. El púlpito no es para pelear sino para amar
Usar el púlpito como el lugar de pelea y “corregir” los problemas no debe ser la meta, sino debe ser usado para enseñar la verdad.

  1. Animales y encuentra un lugar para todos
Todos quieren sentirse útiles y como obreros de Dios debemos buscar el lugar o ministerio donde cada persona puede desarrollarse y servir – un cristiano ocupado mayormente es un cristiano contento.

  1. Ten un tiempo para orar
El poder de la oración es muy importante, necesario y crucial para nuestras iglesias y ministerios. Tiempos para orar antes de la reunión, durante la reunión, vigilias de oración, grupos de oración, etc, animarán y ayudarán a la gente. Dios quiere que Sus hijos le hablen… y la oración es el método.

  1. Ten estudios para ayudar
Predicando o enseñando libro por libro o por temas – la manera que sea, pero que la gente en la iglesia y/o ministerio esté recibiendo comida sólida espiritual. El predicador o líder que enseña sus opiniones o al “mas nuevo”, no tendrá un grupo maduro o saludable. 

  1. Ser paciente
Si deseamos quedarnos mucho tiempo en un lugar, es crucial que aprendamos a ser pacientes. Dios es paciente para con nosotros y debemos aprender a ser pacientes con los demás. La paciencia perdona, espera y muestra misericordia… y la paciencia tiene su recompensa. Siendo pacientes podemos ser mas estables y quedarnos mas tiempo en el mismo lugar.




Para Servir,

Jeffrey Bush