jueves, 3 de marzo de 2016

Mi Deseo es Ser Como… (Parte #1)

Mi Deseo es Ser Como…
Jeffrey Bush



1.     Lleno del Espíritu Santo y con la mano de Dios sobre mi vida como tuvo Elías, Eliseo y Juan el Bautista
Obviamente Elías, Eliseo y Juan el Bautista eran hombres especiales, profetas de Dios. Pero deseo tener la presencia y mano de Dios sobre mi vida como ellos. Deseo que Dios me use como Su instrumento como hizo con estos hombres. Lo que me impresiona tanto es que Dios habló y estos hombres cumplieron. Dios tuvo acceso 100% a sus vidas, pudo contar con ellos, supo que cuando nadie más hacía bien, estos hombres iban a seguirle fiel.
Lucas 1:17 – cuando hablaba de Juan el Bautista, la Biblia dice, “E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías”. Hubo algo especial de Elías… y era lo que Juan el Bautista iba a tener también.
“Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista” – Mateo 11:11; Lucas 7:28
Deseo ser fiel que otros pueden saber que hubo un hombre de Dios entre ellos (Ezequiel 2:5; 33:33).

2.     Manso como Moisés
“Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra” – Números 12:3
“Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” – Mateo 5:5
Manso no es debilidad, sino tranquilidad. Una persona que controla su espíritu (Proverbios 16:32), una persona que depende en Dios y no su propia fuerza o conocimiento.
Moisés era un muy buen líder, tuvo una relación especial con Dios, aprendió delegar, supo hablar con la gente y no tuvo temor frente Faraón, pero con todas sus buenas características seguía siendo manso.
Es la mansedumbre que puede traer de nuevo a uno que estába alejado de Dios (II Timoteo 2:24-26).
Alguien dijo que la mansedumbre es fuerza bajo control. No es que el manso no tiene fuerza sino que sabe controlarla. 

3.     Hablar valerosamente y con denuedo, sin miedo como Pedro, Juan y Pablo
Denuedo significa esfuerzo, valor, e intrepidez.
En Hechos 4:13 y 31 hablaron con denuedo y en 4:29 oraron que Dios les dé denuedo.
“había hablado valerosamente en el nombre de Jesús” – Hechos 9:27
“hablaba denodadamente en el nombre del Señor” – Hechos 9:29
Lo mismo en Hechos 13:46; 14:3; 18:26; Efesios 6:19, 20; 1 Tes. 2:2.
Deseo tener valor para hablar de Cristo, para decir la verdad a los cristianos y de pararme siempre por lo correcto.
4.     Paciente, esperando en Dios como Job
“Habéis oído de la paciencia de Job” – Santiago 5:11
Job tuvo paciencia hasta el punto de que cuando Dios permitió que sufriese, igual no pecó (Job 2:10).
Paciencia no es mi fuerte, como me imagino no es de muchas personas, pero lo necesitaremos en el ministerio si deseamos continuar por mucho tiempo.
Como cristianos, corramos la carrera de vida con paciencia (Hebreos 12:1-2). La carrera es larga y con obstáculos… y para seguir corriendo necesitarás paciencia.

5.     Amar almas como mi Salvador
“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” – Lucas 19:10
Todo el capítulo de Lucas 15 es sobre los perdidos (oveja perdida, moneda perdida, e hijo perdido) y contaba el gozo en el cielo cuando un perdido era encontrado.
Cristo entró en la casa de Zaqueo y Mateo, comió con publicanos y tuvo compasión por los perdidos.
Como embajador de Cristo, deseo tener su corazón de amar a las almas perdidas.
Deseo tener compasión como tuvo mi Salvador y ver la necesidad verdadera – no que necesitan comida, dinero, etc., sino que necesitan a mi Cristo.

6.     Consolador y Animador como Bernabé
“Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación)” – Hechos 4:36
“Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas” – Hechos 9:31
Bernabé animaba y ayudaba a toda persona con quien se contactaba. Era líder en la iglesia de Jerusalén y Antioquía (siendo de ayuda a todos), fue enviado para ayudar a nuevos creyentes, restauró a personas (Juan Marcos), enseñó y mejoró a otros (Pablo cuando no era aceptado por otros y después llega a ser aceptado y respetado por muchos). Bernabé no se preocupaba de ser el #1, simplemente era un siervo que animaba y ayudaba a todos.

7.     Tener Deseo, Hambre y Sed para conocer a Dios como Moisés, David y Pablo
Moisés, hablando a Dios en Éxodo 33:15, dijo: “Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.”
Mira al corazón y actitud del Salmista:
Salmo 42:1-2 – “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,  Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo”
Salmo 63:1 – “Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, En tierra seca y árida donde no hay aguas”
Salmo 84:2 – “Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.”
El deseo de Pablo en Filipenses 3:10 era “a fin de conocerle”.
En el sermón del monte, Cristo dijo: “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia” y concluyó con la promesa que tales personas que tienen hambre y sed de justica, “serán saciados.” – Mateo 5:6.


... Los puntos 8 a 14 estarán en el siguiente blog ... 

Para Servir,

 Jeffrey Bush
www.evangelismomundial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario