jueves, 27 de junio de 2013

Cuando uno Cae en Pecado



Si has estado en el ministerio mucho tiempo, te das cuenta que no es tan importante si alguien va a caer en pecado sino cuando uno cae en pecado. Como líderes espirituales, ¿cómo reaccionamos… que hacemos cuando uno cae en pecado?” Obviamente cada situación es diferente y solo Dios te puede dar la respuesta y gracia para ayudar, pero quisiera presentarte algunos pensamientos de cómo trabajar con los que caen en pecado.

  1. Amarles
    1. Dios es un Dios perdonador y con mas amor de lo que podemos entender.
    2. Recordemos la parábola donde Cristo enseñaba sobre el hombre que fue perdonado mucho pero dio vuelta y condenó a otro (Mateo 18:21-35). Como el nos perdonó y sigue amando, asi también debemos recordar y hacer con los demás.
    3. Normalmente, si uno sabe que le amas, estará dispuesto a  dejarte ayudarle.

  1. No Ignorar la Situacion
    1. Escondiéndolo o tirándolo debajo del piso no lo solucionarás, hay que enfrentarlo.
    2. Avísales que si ellos  mienten, no es posible arreglarlo.
    3. El confrontar a la persona y juzgar el pecado no significa destruir a la persona sino que deseas que lo arregle – para el bien de la iglesia y de la persona.

  1. Decirles que les quieres Ayudar Restaurar
    1. Gálatas 6 nos enseña a restaurar…
                                              i.     Con el espíritu de mansedumbre.
                                            ii.     Considerándote a ti mismo – hazlo como quisieras que si fueras tu la persona que cayó
    1. Como obrero debes estar dispuesto a ayudar a la persona si están dispuestos a arreglarlo. No hay pecado demasiado grande que Dios no pueda perdonar.
    2. Si fuera tu hijo, tu hermano o papá, estarías dispuesto ayudarlo. Pablo dijo a Timoteo que debe tratar a los hombres como a su papá o hermano y a las mujeres como a su mamá o hermana. En sí , los creyentes en la iglesia son parte de tu familia, entonces ayúdales.
    3. Date cuenta que en algunas situaciones, podrías tú como el líder estar en falta:
                                              i.     Si estaban con una persona del sexo opuesto y lo viste por mucho tiempo y no advertiste, probablemente podrías haber ayudado.
                                            ii.     Si robaron dinero, pueda ser que le pusiste en una posición para la cual no estaban preparados (tesorero, tomar o contar ofrenda, etc.).
                                          iii.     Tal vez era recién salvo y muy rápidamente le pusiste a servir como maestro u obrero.
                                            iv.     ¿Es un líder maduro que asuma su responsabilidad  y se da cuenta que Dios le puso donde está para ayudar a la gente?.

  1. Darles los Pasos que pueden tomar para ser Restaurado
    1. Si fue un pecado público, lo tendrán que confesar públicamente – el nombre de la iglesia, familia, y  persona están en riesgo. Si otros saben, tendrá que ser públicamente confrontado.
    2. Si fue en privado, manéjalo en privado. La meta no es esconderlo sin tomar la lección del salmista David de “no anunciarlo en Gat” (II Samuel 1:20). Anunciando o haciendo a una persona confesar delante de la iglesia algo que nadie sabe puede lastimar más que ayudar. Es probable que podrías ayudar a la persona y situación sin tener que anunciarlo. Mateo 18 habla de que debemos hablar directamente a la persona a solas, después con dos o tres testigos, y al final delante de la iglesia. Hacemos daño cuando no seguimos el patrón Bíblico.
    3. Si la persona confiesa delante de la iglesia, estate a su lado y asegura a la iglesia que le vas a ayudar a la persona. La confesión delante de la congregación puede ser una oportunidad de pedirles que oren por la persona en vez de chismear de la persona, que sepan que todos están aptos  para ser tentados y que no pueden jugar con el pecado y no salir lastimados.
    4. Asegúrate que la persona sepa que el pecado fue un progreso de alejamiento de Dios, no simplemente una acción espontánea.
    5. Tendrá que memorizar y estudiar pasajes de la Biblia (Salmo 32, 51; Colosenses 3; Romanos 6; Salmo 15). Cuando lo tiene memorizado, te lo debe presentar. Memorizar  la Biblia no es un castigo, es algo que le servirá ahora y en el futuro.
    6. En el tiempo adecuado, es bueno regresar a hablar con la persona y avisarle o animarle que ya está restaurado (no es mala idea avisarle a la iglesia también).

Para Servir,

Jeffrey Bush

jueves, 20 de junio de 2013

Encomendando a la Obra Ordenación


Encomendando a la Obra Ordenación
“Imposición de las manos”

  1. Hechos 6:6 – “a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando,  les impusieron las manos.”

  1. Hechos 13:3 – “Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.”

  1. I Timoteo 4:14 – “No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.”

  1. I Timoteo 5:22 – “No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos.  Consérvate puro.”

  1. II Timoteo 1:6 – “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.”

  1. Hebreos 6:2 – “de la doctrina de bautismos,  de la imposición de manos,  de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.”

  1. Hechos 14:23 – “Y constituyeron ancianos en cada iglesia,  y habiendo orado con ayunos,  los encomendaron al Señor en quien habían creído.”

  1. Hechos 20:32 – “Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios,  y a la palabra de su gracia,  que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.” 

  1. Tito 1:5 – “Por esta causa te dejé en Creta, para que corrigieses lo deficiente, y establecieses ancianos en cada ciudad,  así como yo te mandé;”


Viendo estos versiculos, llegamos a las siguientes conclusiónes:

    1. El encomendar representaba la entrega con fe al Señor. Cuando Pablo o Bernabé o la iglesia de Antioquia, etc, encomendaban uno al Señor, estaban entregando a uno con fe al Senor y a la obra del Senor. 
    2. El poner las manos representaba pasar algo a otra persona.  Por ejemplo, para recibir el Espiritu Santo los apostoles pusieron sus manos sobre uno, para sanar a unos, pusieron sus manos sobre uno, … y para encomendar uno al ministerio pusieron sus manos.  Seguro que no hay poder que corre por las manos, pero representaba que de uno que Dios estaba usando ponia las manos a otro como para ungir, aceptar, o “pasar el baston”.  Por esto decia en 1Tim 5:22 – “No impongas con ligereza las manos a ninguno”. La obra de Dios es tan importante y de tanto privilegio para el que esta involucrado, que ninguno debe entrar ligeramente.  Debe ser algo de oracion, algo de dedicacion, y cuando uno esta para ser encomendado, hombres de Dios ponen sus manos sobre el en oracion y seriedad.


Consejos Prácticos para el Encomendado:



1.     Predicar la Palabra – I Timoteo 4:2; Tito 2:1

2.     Cuidar el Rebaño que Dios te dio – Hechos 20:28; I Pedro 5:2
A.    Visitarles

B.    Ora por ellos (I Samuel 12:23)

C.     Mandales cartas si no han estado en un tiempo

D.    Escribe cartas de agradecimiento frecuentamente

E.     Cuida la doctrina de la iglesia (II Timoteo 4:3)
-       Toma el tiempo y escoge bien quién enseñara en la iglesia
-       Ten cuidado quien predica en la iglesia (no dejes que cualquiera diga que es predicador o ha predicado, etc. – si su testimonio está mas o menos en otro lado, es preferible que no predique en la iglesia).
-       Ten cuidado quien canta y lo que canta (asegurate que la persona que canta tiene buen testimonio; escucha  la canción antes – haz la regla que tu o alguien mas tiene que escuchar  la canción antes o si no la persona te puede avergonzar y no podrás hacer nada cuando está en media canción).

3.     Administra las oredenanzas de la iglesia (el bautismo y la Cena del Señor)

4.     Se ejemplo en todo – I Pedro 5:3

5.     Ama a la gente (puedes tener talento pero si no tienes amor, es en vano; si tienes amor, la gente estará dispuesto a dejar pasar muchas cosas por alto.)

6.     Prepara/entrena a otros – II Timoteo 2:2; Efesios 4:11-12 (la meta es preparar a otros para que puedan hacer la obra del Señor.  Dios no sólo te llamó a ti pero tambien a muchos otros y debemos buscarles y enseñarles para darles la oportunidad de servir.  En la misma manera que te dieron oportunidad, debes dar a otros oportunidades).

7.     Animara otros (con palabras, acciones … y cada manera posible. Aníma a otros a ser fiel, seguir, empezar, amar al Señor, hacer lo correcto, etc.  Todos necesitamos ánimo, pero hay muy pocos que son como Bernabé y asume la responsibilidad de animar a otros – sé uno que animará a otros!)

8.     Pone Muros en tu vida para evitar el Pecado Sexual – Salmo 101:3; Job 31:1; Rom 13:14
A.    Ten cuidado de estar a solas con una señora/señorita – que sea aconsejando, llevandola a su casa, ayudando en su casa, etc., es mejor no ponerte en una situación tentadora.

B.    No aconsejes o estes a sólas con una chica – siempre estáte en vista de otros o con alguien más presente

C.     No hagas un viaje donde estarás sólo (planea un viaje con alguien que puede ir contigo o ten muchas actividades planeadas.  No confíes en tu carne ni des lugar para que el diablo puede hacer algo)

D.    Cuando estás predicando en otro lado, habla de tu esposa frecuentamente y cómo la amas.

E.     Si el hombre más sabio y rico (Salomon) cayó en pecado sexual, y si el hombre más fuerte (Sansón) cayó en pecado sexual y si el hombre conforme al corazón de Dios (David) cayó en pecado sexual, entonces también te puede pasar a ti.  Pon muros en tu vida para no dar lugar ni apariencia del mal.

9.     Acepta críticas y siempre responde con mansedumbre – II Timoteo 2:25-26
Dice que aun podemos recuperar a una persona que está en pecado o alejado cuando le respondemos correctamente. 
Cada vez que uno te critíca o se enoja, en sí es una oportunidad para enfrentar a la persona y ganarle.  Dicen que la crítica es la voz por la crítica silenciosa de otros.  Aunque duele, nos podemos revisar y después ganar a la persona, quien después lo hablará con los otros y será una gran ganancia.

10.  Trata a los Adultos con respeto – A los  hombres como papás, a las damas como mamás – I Timoteo 5:1-2
Aunque no seas el pastor, el escucharles es sabio y Bíblico.  Muchas veces si aprendemos a tener el favor de hombres respetados, los demás también estarán de acuerdo con una decisión.

Para Servir,

Jeffrey Bush

jueves, 13 de junio de 2013

La Relación entre los Miembros y su Pastor



En una oportunidad, tuvo el privilegio de predicar a una iglesia que estaba recibiendo un nuevo pastor y les animé saber Biblicamente lo que será su relación y responsabilidad delante de su nuevo pastor. Por su puesto que se puede hablar mucho bajo cada punto, pero creo que los puntos grandes son suficiente por ahora. Espero que este artículo puede ser útil para los lectores.

1.     Respetar y Amarle – I Tes 5:12-13

2.     Obedecer su instruccion como él sigue la Biblia y busca Edificar la Iglesia por el Servicio del Señor – Ef 4:11-12

3.     Seguir Su Ejemplo – Heb 13:7; I Ped 5:3

4.     Sujetar a su Cuidado Sobre la Iglesia – Heb 13:17

5.     Orar por el Pastor – II Tes 3:1; Heb 13:18; Efesios 6:18-19; Col 4:2-3

6.     Apoyarle Economicamente – I Tim 5:17-18
Una iglesia que no apoya a su pastor está violando la Escritura. Los principios de II Cor 9:6-10 son notables para considerar.
El Pastor no sirve por el dinero, ni nunca debe, pero siendo que es llamado de Dios y Dios le da el cuidado del templo, vemos que Dios habla que la iglesia debe proveer sus necesidades. 
Algunos malinterpretaron a Pablo y le acusaron incorrectamente, pero fijate como les respondió en I Tim 5:18. 
Mira como Pablo habla de Deut. 25:4. El principio fue establecido por Dios en el AT. 
1 Cor. 9:13-14 los que predican el Evangelio, deben vivir del Evangelio
Es el plan que Dios tiene – el hombre de Dios debe vivir por la generosidad y fieldad de la iglesia.

7.     Guardar tu Corazón que no dejes que un problema en la iglesia envenena tu actitud hacia toda la iglesia. 
Cuando uno ha sido lastimado, es muy facil dejar la armagura entrar.  Eventualmente uno empieza a ver nada mas que problemas y errores – todo esta mal!  Hay que tener cuidad de no dejar el diablo entrar en nuestras vidas en esta manera. Podemos aprender mirar a lo bueno y no tanto a lo mal. Pablo hizo esto con la iglesia de Corinto – a pesar de todos sus errores, el agradeció al Señor por ellos en muchos aspectos (I Cor 1:4-9; II Cor 1:11, 14).

8.     Quedate con los Ojos puestos en Cristo en vez de los hombres en el mundo – Heb 12:2
Algunos creyentes tienen sicatrizes permanentes por problemas en una iglesia, otros dejan una iglesia usando la excusa que el pastor u otros estaban de mal ejemplo.   El problema en esos casos, es que la gente tiene sus ojos y confianza más en los hombres que en el mismo Señor Jesus.  El Señor nunca nos dejará mal parado, pero el hombre en una manera u otro nunca alcanzará nuestras expectaciones.  Pastores son hombres imperfectos. Pecan, cometen errores, pueden ser egoistas, pueden ser parciales, etc.  Es siempre mejor poner los ojos siempre en nuestro Señor.


9.     No Te Olvides que no hay una iglesia perfecta.
Aun con los apóstoles, en las primeras iglesias, hubo problemas.  La iglesia de Corinto fue carnal y caracterizada por sus divisiones, fornicación, llevando a juicio, borrachera, etc. La mayoria de las 7 iglesias mencionadas en Apocalipsis 2-3 tenía problemas serios. En la iglesia de Filipos, dos mujeres estaban peleando y tenía que estar corregidas (Fil 4:2). La hipocrecia de Pedro fue reprochado publicamente por Pablo (Gal 2:11-14). Esto no es una escusa para ignorar problemas y errores, vemos que cada uno fue corregido y reprochado.  El asunto es para ver que las iglesias no son perfectas y las iglesias están hechas con gente pecaminosa salvas por la gracia de Dios.  Debemos recordar esto cuando enfrentamos los problemas en la iglesia.

10.  Si tienes una pregunta o problema, anda directamente al pastor o la gente involucrada. 
Muchas veces averiguamos que nuestra información fue recibida incorrectamente.  Por medio de hablarlo, podemos evitar la “bola de nieve” y causar problemas de algo que no es nada.

11.  No dejes que nada te saque de la iglesia. 
Recordamos que Cristo establecio la iglesia (Mt 16:18) y hay mas que 100 referencias de las iglesia en el NT.  La mayoria del NT fue escrito a iglesias – Filipos, Corintos, … El libro de Hehos es una historia de iglesias empezando y multiplicandose.  Entre el mismo mandato de “no dejando de congregarnos” (Heb 10:25), y todos los ejemplos que Cristo nos da de la iglesia como “columna y baluarte de la verdad” (I Tim 3:15), debemos participar y no dejar que nada nos saque.
La iglesia no solo es la insitución en la tierra que Dios usa y usará para llevar Su Evangelio, pero tambien es una parte muy importante de la vida de cada creyente. 
Antes de criticar a tu iglesia, debes preguntarte, “¿qué estoy haciendo yo para que la iglesia sea exitosa y fructífera para la gloria de Dios?”  Tambien debes preguntarte, “Si toda la iglesia fuera como yo, que tipo de iglesia sería?”  Algunos critican a todo pero no hacen nada de positivo para que Dios pueda bendecir y la iglesia pueda avanzar.


Para Servir,

Jeffrey Bush