sábado, 16 de junio de 2012

Papí, Te Necesito



En el último año he tenido el privilegio de leer algunos libros excelentes sobre ser un mejor papá. También he tenido el privilegio de trabajar con jóvenes en mas de una iglesia y también predicar en conferencias o campamentos de jóvenes. Al mismo tiempo, Dios me bendijo con 5 hijos preciosos. Algunas cosas que voy a decir son muy obvias o básicas, pero faltan muchisimo en la relación entre un papá y sus hijos.

Empiezo el artículo con un dicho que escucho del corazón de los jovenes a quienes predico, los libros que leo y lo que veo por todos lados – “Papás, tus hijos te necesitan”

Por su puesto que hay una diferencia entre criar varones y nenas (aunque no es tan diferente como muchos piensan), pero la franca verdad es que los varones como las nenas necesitan de su papá. Los hijos quieren ser aceptados y amados por sus papás. Vivimos en un mundo que ofrece mucho mal a los hijos y el mejor escudo contra el mal es un papá que este presente en la vida de su hijo. Para probar o hacerlo mas claro, permiteme dar algunos ejemplos (cambiando los nombres de los chicos para protegerlos):

1.     María es una chica con 14 años. Aunque su mamá y papá fueron a la iglesia, su papá trabajaba mucho y en  los momentos que no trabajaba, no  paraba mucho en casa. Era obvio que María amaba a su papá y por dentro gritaba por tener el amor de su papá. Varias personas hablaron con el papá de María para decirle lo obvio: María está creciendo y te necesita. Su papá no le prestaba mucha atención y aunque María recibia las enseñanzas  en la iglesia, le faltaba un padre en su vida. María coqueteaba con los chicos y aun fue sorprendida (siendo de poca edad) besando comprometidamente a un muchacho – pero el papá de María se quedaba silencioso. María creció mas y se comprometió con otro chico y siguió un camino que no le agradaba a su madre, pero hasta que su papá le preste atención y se involucre en su vida María seguirá donde está. Maria grita por dentro, “Papí, te necesito”.


2.     Juana es una chica que tiene 17 años. Fue una tarde cuando llamó a mi celular pidiendo que oremos y hablemos con su familia porque su papá estuvo a punto de morir. Aunque Juana no queria nada que ver con la iglesia, estuvo desesperada por la condición de su papá. Lo que me llama la atención mas que todo es que la mamá de Juana falleció cuando ella era pequeña y su papá la abandonó, dejandola con su abuela. Su papá no estuvo presente en su vida y aun verbalmente manifestó que no la quería como parte de su vida. ¿Cómo es posible que aun cuando su papá ni la queria Juana estaba dispuesta a hacer todo para que su papá siga viviendo? Juana buscaba que su papá la aceptara y amara. Luego de la muerte de su papá, Juana se relaciono con un chico, de un grupo diabólico, dejó su casa y aun hablaba varias veces de matar a su abuela. Juana no es una mala chica, pero Juana está buscando ser aceptada. Por dentro Juana no perdona a su papá, aunque lo ama.


3.     Franco tiene 18 años, pero lo conocí  con 11 años. Franco era muy buen chico, pero su papá le gritaba mucho. Franco creía que su papá no lo queria porque su papá le daba a entender que queria  mas a sus hermanas que a él. Franco se comenzo a poner violento y a menudo se encerrba en su cuarto y queria dejar la iglesia. ¿Qué le paso a Franco para cambiar de un buen niño de 11 años a un joven que odia el mundo con 18 años? El problema de Franco es que aunque su papá está vivo, su papá no tiene nada que ver con la vida de Franco. Franco lo dijo con la boca y mucho mas con sus acciones que él necesita a su papá. Hay tiempo todavía, pero su papá tiene que involucrarse en la vida de Franco.


Aunque podría compartir otras historias, entendemos claramente que estos chicos están necesitando de sus papás. Papá, tienes una parte principal en la vida de tu hijo/a. Las estadísticas dicen que cuando un papá está presente e involucrado en la vida de su hijo/a, hay menos posibilidad que el chico se meta en drogas, violencia, crimen, etc. Un porcentaje increíble de chicos involucrados en problemas legales o morales no tienen a un papá presente e involucrado en sus vidas. Papás, date cuenta que tu rol es de suma importancia. Ningun trabajo en el mundo, incluyendo el ministerio, es suficiente excusa para no estar presente en la vida de tu hijo/a. Los chicos en cada pais y parte de nuestro mundo están gritando la misma cosa: “Papí, te necesito”.

Entendiendo que el papá es muy necesitado en casa, entramos en detalle. Presento ideas o áreas en las que podemos y necesitamos trabajar como papás y espero que tu corazón este abierto para entender y recibir los consejos

1.     Las Palabra “te amo” o “te quiero” es tan poderosa e importante para tu hijo.
Aveces pensamos que ya lo saben o basta con haberselos dicho una vez, pero son palabras que tienen que ser repetidas frecuentemente a nuestros hijos.


2.     Tus Hijos merecen y necesitan tu Tiempo
Te anímo a tener una comida (desayuno, almuerzo, merienda o cena) en casa con tus hijos. Sentarte en la mesa con tus hijos y familia te ayudara a tener  estabilidad en la familia.

Hacer actividades con tus hijos. Individualmente o con todos, es importante pasar tiempo con ellos. No tiene nada que ver con gastar dinero, tiene todo que ver simplemente con estar juntos. El tiempo es mas importante que el dinero… y tus hijos necesitan y merecen un poco de tu tiempo.


3.     Palabras Afirmativas
En vez de decir a los hijos como deberían haber hecho, empieza  una conversación con unas palabras positivas y afirmativas esto tendra mayor fuerza. Los niños necesitan escuchar de su papá que jugaron bien, hicieron bien, son inteligentes, son lindos, estás orgullosos de ellos, etc. Nunca pienses que ya lo saben, es mejor decirselos.


4.     Apoyo/Firmeza
Tus hijos necesitan saber que les apoyas, que no vas a dejarles cuando te necesitan. Si tus hijos juegan algun deporte, acompañales de vez en cuando. Nuestros hijos estudian o tienen amigos que no tienen a un papá (por divorcio, abandono, etc) e inconcientamente vendrá el pensamiento “¿me dejaría mi papá?”


5.     Cariño Físico
Muchos papás no dan abrazos porque nunca las recibieron de sus papás. Darle un abrazo a tu hijo/a no es falta de ser macho, es mostrar que eres mas macho. Tus hijos te necesitan y un abrazo habla mas que mil palabras que puedas imaginar – te acepto, te quiero, te respaldo, estoy orgulloso de ti, te protegeré. Un abrazo es lo que muchos hijos no tienen, pero exactamente lo que necesitan. Aunque es cierto que no hay nada como una mamá, las estadísticas y los mismos chicos nos enseñan que lo que falta en su mundo es papá. Papá, tus hijos necesitan de tu cariño.


6.     Guiarles en vez de Mandarles
Es fácil decir a nuestro hijos “hazlo porque te dije”. Aunque se puede decir esto cuando un hijo es pequeño, cuando tus hijos crecen un poco, es mejor decirles “por qué” debe o no debe hacer tal cosa. Papás, nuestros hijos necesitan ser guiados, no sentir que su papá es autoritario. Nuestros hijos son personas, no esclavos o presos. Una persona que siempre recibe mandatos, se cansará y saldrá… y aunque tus hijos tienen que vivir en tu casa por ahora, si no aprendes a guiarles con amor en vez de mandarles con fuerza, saldrán antes de tiempo y no regresarán. Como el pastor guía a las ovejas a quien ama, así el papá debe guiar a sus hijos con amor.


7.     Buena Influencia
Aunque un papá no puede ser reemplazado, date cuenta que no estás criando a tus hijos solo. Los amigos, vecinos, televisión, música, juegos en red y muchos otros están influenciando a nuestros hijos. Lo bueno es que tú como papá eres el líder en la influencia, eres el numero uno que influencia a tus hijos. Siendo que tus hijos te escuchan (aunque no siempre lo van a decir), es importante que tú como papá te asegures que tus hijos tengan la buena influencia en sus vidas. Presenta y anima a tus hijos a estar involucrados en las actividades de la iglesia y actividades de la familia antes que se ocupen en tener amigos de mala influencia. Nadie quiere que sus hijos sigan  la mala influencia, pero si tú como papá no te ocupas en ayudarles a tus hijos encontrar la buena influencia, te puede resultar en un desastre.  


8.     Sorpresas
Un chocolate o regalito simple cuando regresas después del trabajo o un viaje puede ser simple en tu mente pero memorial en la mente de tu hijo/a. Escribir una cartita corta y ponerlo en un lugar donde tu hijo lo encontrará después puede ser el ánimo que tu hijo necesita. La sorpresa de llevarles a un lugar, traerles algo o unos simples gestos pueden hacer memorias eternas en la mente de tu hijo/a. El papá que toma el tiempo para sorprender a sus hijos de vez en cuando recibirá muchos dividendos.


9.     Pidiendo Perdón
Nuestros hijos necesitan aprender a pedir perdón de otros y a perdonar a otros – y papás, somos nosotros los ejemplos. Necesitamos admitir cuando reaccionamos mal, nos portamos mal o fuimos de mal ejemplo. Cuando un papá pide perdón a su hijo/a, se hace bien a simismo  y también hace bien para su hijo. Pedir perdón o admitir tus equivocaciones muestra a tus hijos que eres humano y no la idea equivocada de “soy papá y nunca me equivoco”.


10.  Buen Matrimonio
Una de las mejores cosas que un papá puede hacer por su hijo es amar a su mamá (tu esposa). En una encuesta, un chico habló de la necesidad de su papá diciendo algo así: “se requiere dos personas para tener a un hijo, también el hijo necesita de estas dos personas para ser criado.” ¡Que fuerte!

Ningun papá quiere que su hijo/a se case en el futuro y fracaze en su matrimonio, pero papá, date cuenta que eres el ejemplo viviente a tu hijo/a de lo que es el matrimonio – bueno o malo. Tu hijo ama a su mamá (tu esposa) y cuando tengas un problema en el matrimonio, el hijo se siente que está en el medio y tiene que escoger si está al lado de mamá o al lado de papá – y esto no es justo para un chico.


11.  Alcohol
El alcohol ha destruído a muchas personas, pero no solo a los que lo consumen, sino también a los hijos de los que consumen.

Mi abuelo falleció de sirrosis del hígado, una enfermedad típica de alcóholicos. La mayoría de mis memorias sobre mi abuelo son  tomando, fumando y hablando palabras feas. Tal vez la memoria que está mas sellada en mi mente es un momento en el que estuvimos en la casa de mi abuelo cuando mi abuela estuvo cortando el pelo de mi papá. Mi abuelo entró en el cuarto borracho gritando y mi papá se paró de la silla y empujaba a mi abuelo en defensa de mi abuela. Cuando salimos de la casa de mi abuelo, mi papá llegó a la esquina en el auto y rompió el silencio con lagrimas y unas palabras similares a estas: “hijo, no tomes, te destruirá.” No me acuerdo mucho mas de lo que mi papá me hablo  con respecto a esta situación, pero sus palabras son claras en mi mente: el alcohol le robó a mi padre  ese tiempo especial con su papa (mi abuelo). Querido papá, tu hijo te necesita, no destruyas tu vida y la vida de tu familia con el engañoso alcohol.


12.  Ira/Enojo
Los hijos (hijos o hijas) tienen una admiración natural para con sus papás, algo puesto por Dios. Después de decir que la corona de los viejos son sus nietos, el Proverbios 17:6 dice que “la honra de los hijos, sus padres”. Los hijos admiran y quieren a sus papás, pero todos hemos visto (o aun hemos sido culpables) de gritar y lastimar a nuestros hijos verbalmente. Proverbios nos habla mucho de controlar la boca, el peligro y daño de usar mal la lengua y el bien de usar correctamente la lengua. Aunque sabemos mucha Biblia y como usar nuestra boca, si no tenemos cuidado, sacamos nuestra frustración y enojo cuando estamos con nuestros hijos. El hijo que admira a su papá sera destruido por dentro cuando su papá descargue su enojo con el. Papás, soy el mas culpable, pero estoy rogando que nos pongamos en el lugar de nuestro hijo – tienes a una persona levantada en alto y de repente ves que esta persona se enoja y desinfla totalmente tu globo de admiración. Si regresas a la casa de mal humor, saluda a tu hijo, entra en tu cuarto y no salgas hasta que estés bien – y cuando estes bien  podrás poner a un lado tu problema, después sal y sé el papá que tu hijo admira y necesita.


Seguro que podríamos mencionar mas y aun podrías añadir otras ideas de valor, pero regresamos a la idea en general: “Papás, tus hijos te necesitan”. Que Dios nos ayude a ser papás que amarán y criarán a sus hijos para la honra y gloria de nuestro Señor.




Para Servir,

Jeffrey Bush

viernes, 8 de junio de 2012

La Unión en el Ministerio



Sabemos que Dios puede y quiere bendecir al ministerio y nuestras iglesias, pero muchas veces nuestros problemas no le permiten bendecirnos. Cuando mencionó las siete abominaciones en Proverbios 6, uno de ellos fue “la discordia entre los hermanos”. La Biblia compara la iglesia a un cuerpo, los miembros siendo miembros del cuerpo – y tanto como un cuerpo humano, si los miembros pelean el uno contra el otro, el cuerpo se auto destruye. En I Corintios 11:18 y Filipenses 4:2, Pablo tuvo que rogar que dejen de discutir y pelear y aprendan a tener la unión entre ellos mismos. Quiero compartir unas razones obvias de por qué tenemos problemas entre el uno y el otro… y al final quiero presentar  algunas bendiciones como resultado de la unión. Antes de entrar en el estudio, te comento que grandes naciones e imperios han caido por problemas interiores… y lo mismo sucederá con nuestros ministerio e iglesias si no nos cuidamos. Todos tendremos problemas o ataques de afuera, pero si podemos aprender a evitar los problemas y ataques interiores, estaremos en condiciones de poder hacer mucho mas por el Señor.



I.               Problemas con Otros  es porque Pensamos que somos Mejores
El egoísmo y orgullo en nuestras propias vidas nos hacen pensar que somos mejores que otros. Romanos 10:12 nos enseña prefirir a los otros primero.
Cuando Pablo aconsejó sobre el estar unánimes en Filipenses 2, inmediatamente habló sobre la humildad. La humildad es exactamente lo opuesto al orgullo. El orgullo nos hará pensar que somos mejores que otros mientras que la humildad nos hace entender que no somos nada especial.


II.              Problemas con Otros es porque no hemos Aprendido a Perdonar
No es fácil perdonar, pero Cristo enseña que debemos perdonar si es nuestra culpa o la culpa del otro. Por no aprender a perdonar, entrará el rencor y la amargura… la cual traerá discordia y problemas entre los demás.

Cristo nos manda perdonar el uno al otro “como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32). Cuando no perdonamos, el diablo aprovecha la situación y trae grandes problemas entre familias, amigos e iglesias, pero cuando perdonamos tendremos la victoria y avanzaremos por el Señor.


III.            Aprender a No Ser Ofendido Fácilmente
Nunca podremos evitar el hecho que otros nos ofendan, pero si podemos controlar nuestra reacción a la ofensa. Salmo 119:65 nos enseña que a los que aman su ley tendrán mucha paz, y no hay para ellos tropiezo. Las ofensas siempre estarán, pero no tiene que ser tropiezo para nuestra vida – la reacción depende de ti. Si nos ofendemos, causará problemas, pero si no nos ofendamos facilmente, nos salvará de muchos problemas. Te parece loco, pero hay personas que se ofenden si no les saludas, si te olvides mencionar sus nombres, etc., pero como obreros de Dios no debemos permitir que las ofensas nos sean de obstáculo o causen problemas en nuestros ministerios.


Sabiendo que hay ciertas cosas que traen problemas en nuestros ministerios, ahora enfoquemos nuestra atención a las ventajas y resultados de cuando hay unión en la iglesia:


1.)  La Unión Trae Fuerza
Si todos estamos juntos orando y sirviendo al Señor, le complicará al diablo poder entrar. Nadie quiere que el diablo entre y destruya, pero lo hará si no hay unión entre los hermanos.

Cuando yo era chico, jugamos en el receso un juego que se llamaba “Red Rover”. El juego requería dos equipos y la meta final era que un equipo tenga mas personas en su equipo que el otro equipo. En el juego, cada miembro del equipo se paraba codo a codo, formando una cadena de personas. El equipo gritaba al otro equipo diciendo que mande a otra persona… y cuando el equipo opuesto mandaba a una persona, el equipo tenia que estar firme para que el oponente no rompa la cadena de personas. Si la persona no podia romper la cadena de personas, se tenia que quedar con el equipo, pero si podia romper la cadena, el equipo perderia a varias personas. La idea era que cada equipo  forme una cadena fuerte para no permitir a los oponentes entrar. Y en la misma manera, espiritualmente nuestros ministerios tienen que tener personas unidas codo a codo para tener mas fuerza y no permitir al enemigo y oponente diablo entrar y destruir.


2.)  La Unión Trae Crecimiento
Cuando aprendemos a tener unión entre personas, habrá crecimiento personal, espiritual y corporal como una iglesia. Imaginate si podemos tener unión y estar de acuerdo en áreas de la iglesia – mas personas vendrían, logrando  que mas personas den, logrando que mas podríamos hacer por misiones, logrando que mas almas sean salvas. La unión trae crecimiento.


3.)  La Unión Trae Contentamiento
Donde hay unión, también habrá contentamiento – entre personas, entre Dios y la iglesia y entre uno mismo y Dios. Cuando estamos unidos, estamos cumpliendo el mandato de Dios de amarnos los unos a los otros (I Juan 4:7-8).

El Salmo 133 dice que es bueno y delicioso cuando los hermanos habitan juntos en armonía y termina el capítulo diciendo, “Porque, allí envía Jehová bendición”.  Nuestros ministerios y nuestras vidas necesitan la bendición de Dios… y segun este pasaje, sucede cuando hay armonía, unión, entre los hermanos.




Para Servir,

Jeffrey Bush

lunes, 4 de junio de 2012

No Se Puede



En varios momentos de mi vida o ministerio pensé o escuché a otro decir que lo que estuve por hacer no era posible. Estoy seguro que todos hemos escuchado o pensado que no podemos hacer algo. A veces pensamos que no podemos porque nos falta el dinero o tal vez porque es demasiado difícil o porque no tenemos los talentos adecuados o nunca fue hecho antes o porque otros dicen que no se puede, etc. Siempre habrá pretextos u obstáculos para que no hagamos lo que es necesario en nuestras vidas o ministerios. Espero que este artículo te pueda ser útil la próxima vez que pienses o que alguien te diga que no puedes.


1.    Dios se Especializa en lo Imposible
Cuando los discípulos de Cristo pensaron que no podrían, Cristo les hizo recordar que aunque era imposible para el hombre, era posible para Dios.

Hubo muchas oportunidades en mi propia vida que algo parecía imposible, pero Dios lo hizo posible. Pienso que muchas situaciones no tienen nada que ver conmigo como persona, sino que Dios quiso probar que Él podía volver lo imposible en posible. Y cuando las personas vienen para hablarme diciendo, “no creo que pueda hacer tal cosa en el ministerio porque nadie lo ha hecho hasta ahora”, me pone contento porque sé que Dios está por usar a la persona y probar que lo imposible es posible con Dios.


2.    Dios Merece lo Mejor
Aunque cada área del ministerio es difícil, ¿Quién crees que se pone contento cuando mas almas son salvadas y mas obreros están preparados? Si es cierto que el obrero se regocija cuando crece el ministerio, pero creo que el Dios del obrero  se regocija mucho mas. Aunque queremos ser humildes, entiende amigo que no te hace mas santo tener un ministerio pequeño. Por supuesto que hay momentos que no crece como quisiéramos, pero tal vez debemos recordar que la obra no es para el hombre sino para Dios.

En I Crónicas 29, David dijo que el templo iba a ser grande porque Dios es grande. Dios merece lo mejor, entonces cuanto más grande, más sacrificios, mas obreros, … hacerlo más grande es adecuado – porque la obra es para Dios, no para el hombre.

Aunque Dios da el fruto, como obreros debemos trabajar con toda nuestra energía, amor y fuerza porque Dios merece lo mejor.


3.    No nos Comparamos con Otros
II Corintios 10:12 enseña que los que se miden y comparan entre sí mismos no son juiciosos, maduros. Cuando nos comparamos con otros, terminamos orgullosos o desanimados – orgullosos porque estamos haciendo mejor que los otros o desanimados porque no estamos haciendo tanto como los otros. En vez de compararnos con el hombre, debemos mirar a Dios. Cuando miramos a Dios, siempre hay lugar para mejorar y siempre lograremos más porque Sus metas son más grande que nuestras metas.


4.    Es Tiempo de Creer
Marcos 9:23 nos enseña que todo es posible al que cree. Hubo muchas veces que Cristo no pudo hacer mucho en ciertas ciudades porque la gente no tuvo fe. Hebreos 11 nos enseña que la fe es lo que no vemos pero si lo que esperamos. Y Hebreos 11:6 nos enseña que es imposible agradar a Dios sin la fe.

Amigos, hay muchísimas cosas en el ministerio y la vida Cristiana que no es humanamente posible, pero nunca nos debe faltar la  fe. Abraham creyó cuando no pudo ver la posibilidad de que Dios cumpliese Su promesa. A veces Dios llama a uno a servirle en una manera y parece imposible por la falta de dinero, la falta de ayuda, porque la gente es de otra religión, porque nadie más lo pudo hacer, etc. Aunque racionalmente algo parece imposible, debemos siempre recordar que “fiel es Él que nos llama, que también lo hará” (I Tesalonicenses 5:24). Que Dios nos ayude a ser obreros de fe y a recordar que con Dios SI se puede.




Para Servir,

Jeffrey Bush